Encuentra el mejor Seguro Educativo para tus hijos

Un seguro educativo garantiza el pago de la educación superior de tus hijos. Si quieres darles la libertad de elegir la carrera que quieran (dentro o fuera del país) es una opción que debes considerar

Cotiza Tu Seguro Educativo

¿Qué necesitas para cotizar un seguro de educación para tus hijos con nosotros? ➡️

Trabajamos con 16 aseguradoras reconocidas nacional e internacionalmente, lo que nos permite buscar siempre la mejor opción en el mercado para ti

Trae tu Seguro Educativo a Figuro si ya tienes uno

Por qué y cómo traer tu seguro de educación actual a Figuro

Aprende más sobre tu Seguro Educativo

Un seguro educativo es un contrato que haces con una aseguradora. En él te comprometes a pagar un monto de dinero a cambio de que la entidad asuma los gastos de educación de tus hijos en el futuro. Esos pagos pueden hacerse mensualmente, semestralmente, anualmente o por una única vez.

 

Es muy importante diferenciar los seguros educativos de los seguros de vida que se pueden destinar a educación. Estos últimos, por ejemplo, requieren que alguno de los padres sufra una incapacidad o muera para pagar el estudio.

En un seguro educativo tú pactas con la aseguradora un monto de ahorro que debes lograr en un tiempo predefinido. Entre más cerca esté tu hijo de necesitar el dinero, más altos serán los montos que debas ahorrar. Entre más tiempo tengas para completar la meta de ahorro, más cómodo será hacerlo.

Piénsalo de la siguiente forma:

  • Si garantizar la universidad de tus hijos costara 100 millones y te quedan cinco años para que inicien… necesitarás ahorrar 20 millones por año.
  • En cambio, si faltan quince años para que elijan qué quieren estudiar, necesitarás ahorrar casi siete millones por año.

Por hacer este ahorro, la aseguradora:

  • Cubrirá el valor de la universidad que elijan tus hijos. En algunos casos, sin importar si la universidad está dentro o fuera de tu país.
  • Garantizará el pago completo de la educación de tus hijos si los padres fallecen o sufren una discapacidad.
  • Pagará la carrera que tu hijo elija asumiendo los incrementos del valor de la matrícula que hay cada año.

En este seguro educativo, la aseguradora pagará el valor total de la educación de tus hijos. Esto, independientemente de los incrementos que las matrículas puedan tener cada año.  En esta modalidad también encontrarás seguros que pagarán toda la educación de tus hijos aun si quieren estudiar en una universidad en el extranjero.

En este seguro educativo, la aseguradora pagará la educación hasta un valor que has pactado con ella. Por ejemplo, si el límite son 100 millones, la aseguradora cubrirá los semestres que se puedan cubrir con ese dinero. A partir de aquí, si faltara dinero para más semestres, el pago correrá por cuenta de la familia o el estudiante.

Las rentas educativas son un producto ofrecido por aseguradoras. Sin embargo, no son lo mismo que un seguro educativo.

 

En una renta educativa yo hago un ahorro que me garantiza una rentabilidad de -al menos- la inflación. Opcionalmente, yo puedo contratar un porcentaje mayor a la inflación garantizado desde el día 1. Por ejemplo, IPC + 1% o IPC + 2% o IPC + 3%.

 

El seguro educativo no funciona así, porque el seguro promete pagar el valor de la universidad que elija tu hijo, con los incrementos anuales de esta.

 

De hecho, la diferencia más grande entre la renta educativa y el seguro educativo está en la flexibilidad. Dado que con este producto  estás ahorrando, serás tú quien decida si quieres que el dinero ahorrado -llegado el momento-:

  • Pague los semestres de la universidad de tus hijos (los que alcances a cubrir con el dinero ahorrado)
  • Lo puedas utilizar para gastos de sostenimiento de ellos y no para matrículas
  • Lo uses de cualquier otra forma que tú quieras por la elección que haga tu hijo de su futuro profesional

Este último punto es importante considerarlo también. Algunos seguros educativos -no todos- solo te pagan la educación en instituciones reconocidas por el Ministerio de Educación.

En un seguro educativo tendrías que pedir la devolución de tu dinero. Como en ocasiones no hay un monto claro pactado, te devolverán 10 semestres del valor promedio de una carrera en el país. Llegado el caso, esto podría ser más o menos del total de todos tus pagos.

 

En cambio, en la renta educativa, podrías pedir de regreso exactamente el dinero que ahorraste con la rentabilidad que contrataste.

 

Ahora bien, la renta educativa no incluye automáticamente coberturas por muerte o incapacidad. Si quieres asegurar tu meta de ahorro, tendrás que contratarlas también. En cambio, el seguro educativo incluye naturalmente estas coberturas.

Los seguros educativos se pueden pagar:

  • Mensualmente
  • Semestralmente
  • Anualmente
  • Haciendo un único pago

Existen al menos tres alternativas para pre-pagar la educación superior de tus hijos:

  • Contratar un seguro educativo 
  • Contratar un plan de rentas educativas 
  • Ahorrar e invertir por tu cuenta. Puedes elegir productos como Fondos de Inversión Colectiva o Fondos de Pensiones Voluntarias para hacerlo

Si quieres ahorrar por tu cuenta el valor de la universidad de tus hijos, puedes hacerlo. Para esto, podrías considerar opciones como Fondos de Pensiones Voluntarias. Estos pueden darte beneficios tributarios por los ahorros que guardes por mínimo 10 años allí.

 

Si no quieres obtenerlos o no necesitas estos beneficios tributarios, puedes considerar invertir tu dinero en Fondos de Inversión Colectiva.

 

La razón para querer hacer el ahorro por tu cuenta está en la rentabilidad que podrías lograr si eres constante. De igual forma, podrías crear una estrategia de protección con cualquier otro de los seguros que encontrarás en nuestra guía de Qué es un seguro y como encontrar el mejor para ti.

 

En el largo plazo, los retornos de los mercados financieros tienden a subir. Normalmente, si tienes más de siete años para ahorrar, podrías incluso superar cualquier baja que pueda experimentar tu portafolio.

Nuevamente, depende. De hecho, estas alternativas no tienen por qué ser excluyentes. Veamos:

  • Si lo que quieres es ahorrar, pero asegurar que la universidad de tus hijos estará paga si algo llegara a sucederte… tu opción es un seguro educativo.
  • Si lo que quieres es ahorrar, pero tener la libertad de utilizar ese dinero como desees cuando tus hijos se gradúen… tu opción podría ser una renta educativa
  • Si quieres apostar a la rentabilidad que puedes obtener invirtiendo tu dinero pr varios años… tu opción podría ser un Fondo de Inversión Colectiva

Ahora, podrías -por ejemplo- combinar estas alternativas:

  • Si quieres maximizar la rentabilidad, pero garantizar un capital para tus hijos si llegaras a fallecer o incapacitarte… podrías invertir en FICS y contratar un seguro de vida
  • Si quieres garantizar una rentabilidad conservadora pero segura de tu ahorro, tener la flexibilidad de usar ese ahorro como prefieras, y asegurar que si falleces le den un dinero a tus hijos… podrías contratar una renta educativa con cobertura por fallecimiento o incapacidad
  • Si lo que quieres es que tus hijos tengan la libertad de elegir una universidad a nivel internacional, sin importar tu valor, y que su pago esté garantizado independientemente de si te pasa o no algo… podrías contratar un seguro educativo y hacer un ahorro paralelo en FICS para manutención y tiquetes
En Figuro te ayudaremos a elegir la mejor opción para ti. consideraremos todas las variables necesarias y haremos las comparaciones por ti. Luego, te mostraremos por qué te conviene más aquellas que te recomendemos.

En Figuro te asesoramos gratuitamente para encontrar el seguro educativo más barato con las mejores coberturas para tus hijos. Al encontrarlo, haremos una cotización y nos encargaremos de hacer todo el proceso lo más simple posible para ti.

Curso de Finanzas Personales en Seguros Figuro

¡Te regalamos un Curso de Finanzas Personales y 10 formatos para transformar tus resultados con tu dinero!

Ya que estás aquí -y para que pruebes nuestra transparencia y beneficios-, accede a +15 lecciones en video para aprender a gestionar tus finanzas personales de forma ordenada, estratégica y segura. ¡Ya lo han tomado más de 2.500 personas! No esperes más...

Ir arriba